¿Es Internet de las Cosas humano?

humaniode

Desde mi punto el Internet de las cosas es una herramienta y como tal está hecha por la mano del hombre. No tiene vida en sí misma pero puede llegar a interactuar con el ser humano como si fuera uno de ellos.

Invenciones tecnológicas hemos visto muchas pero no tan fuertes como ésta. Y ¿qué tiene de especial el Internet de las Cosas (IoT)? Muy sencillo: que no es una invención como tal. El IoT es poder monitorizar cualquier objeto para que nos ayude a conocer mejor un comportamiento (cualquier sensor que podamos poner en un objeto o en el cuerpo) o para ahorrar dinero (domótica) o para infinidad de cosas.

El tema es que hasta que poco a poco esto empieza a estar al alcance de todo el mundo y eso conlleva que estamos inmersos en el comienzo de esta revolución que está asociado al Big Data. Como se puede ver las grandes empresas lo que hacen es correlativo con el comportamiento de la sociedad con lo que, aunque deben invertir, también deben estar atentas hacia donde van las tendencias. Vamos a ver cómo de humanizado está

A pesar de que en el Mobile World Congress de Barcelona se dijo que España no está preparada para el Internet de las Cosas, desde mi punto de vista estamos más avanzados que muchos otros países de la zona euro. La tecnología ha penetrado en la sociedad de manera acelerada en los últimos años, ejemplo de ello es el alto porcentaje de smartphones y lineas de adsl y fibra óptica que hay en los hogares españoles. Aunque se dice que España está a la cola del mundo para recibirla, junto a Brasil, la India, Italia y Rusia, creo que nuestro potencial de crecimiento es mucho mayor que el del resto de los citados países.

Un escenario típico de Internet de las Cosas se basa en que todo lo que puede estar conectado lo está, pero a día de hoy las oportunidades que brinda el IoT están desaprovechadas y ¿por qué?

La respuesta es muy sencilla: algo crece cuando hay ingresos y hay ingresos cuando se venden productos y se venden productos cuando ha habido inversión para desarrollar ese producto que a la gente le pueda interesar. Aquí podemos hablar de infinidad de productos (por ejemplo el iPhone, que es caro pero es un superventas) y de hecho los hay de todo tipo pero no todos van a triunfar. Se crearán miles de artilugios que puedan ser controlados remotamente pero al final, como en toda batalla comercial, triunfarán unos pocos. ¿Cuales? Seguramente en los que inviertan las grandes empresas tecnológicas, pero a día de hoy es un misterio que ni ellos saben. Todos los sistemas acabarán

La integración del ecosistema del Internet de las Cosas en la tecnología está invadiendo la mayor parte de las empresas del mundo, llegando a alcanzar un 90% del presupuesto designado para los proyectos de IoT.

Puede parecer mucho (un 90%), y lo es, pero como en todo para dar el primer impulso hay que hacer más fuerza, por eso una vez se hay democratizado el Internet de las Cosas en la sociedad el presupuesto será menor y con más tino. Y esto es solo el comienzo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.